Llámanos: 915042552 / 626377337

Encuéntranos: Doctor Esquerdo 83, Consultas II (Hospital Beata Mª Ana) 28007 Madrid

Oct 27

Manga Gástrica o Gastrectomía Vertical

La Manga Gástrica, también llamada gastrectomía tubular o Gastrectomía Vertical, es una de las intervenciones quirúrgicas para el tratamiento de la obesidad mórbida.

Debido a sus excelentes resultados en cuanto a pérdida de peso y a la mejoría o curación de las enfermedades asociadas a la obesidad, la Manga Gástrica es la técnica que más se ha desarrollado en los últimos años, de forma que en la actualidad es la que más se practica en todo el mundo, superando ya al Bypass gástrico.

Es una intervención de tipo restrictivo, en la que se extirpa aproximadamente el 80% del estómago. Lo que queda es un pequeño estómago en forma de tubo, con unos 150 cc de capacidad. Con esto se limita en gran medida la ingesta de alimentos, lo que lleva a conseguir una gran pérdida de peso.

Además, al extirpar gran parte del estómago, también se consigue disminuir la producción de una hormona llamada grhelina, responsable de la sensación de apetito.

La intervención de la Manga Gástrica se realiza por laparoscopia, mediante una cámara e instrumental específico introducido en el cuerpo por unas pequeñas incisiones de 0,5-1 cm. La estancia media de hospitalización postoperatoria es de 2 días. La ingesta oral de líquidos se inicia al día siguiente a la operación.
Las indicaciones para esta operación son las mismas que para las demás intervenciones bariátricas:

(a) Índice de masa corporal mayor de 40
(b) Índice de masa corporal mayor de 35 con patologías asociadas como hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipemia, osteoarticulares.

Ventajas con respecto a las técnicas derivativas:

La principal ventaja en la Manga Gástrica es que se conserva el paso normal de los alimentos por el tubo digestivo.
Provoca muy pocas alteraciones nutricionales por lo que precisa menos control médico que en las técnicas malabsortivas y mixtas.
Es mas sencilla, rápida y con muy pocas complicaciones postoperatorias, aunque éstas ocurren en algunos casos, al igual que con el resto de las técnicas.

La principal limitación para esta técnica de Manga Gástrica son los pacientes con enfermedad por reflujo gastroesofágico severo, en los que es preferible la elección del bypass gástrico.

El Dr. José María Monturiol, nuestro experto en cirugía de la obesidad, le explicará en consulta las diferentes alternativas quirúrgicas para su caso.

Ene 17

FibroScan CAP®

http://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2020/01/fibro.pnghttp://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2020/01/fibro.pngFibroScan CAP®

En Digestivo Médico Quirúrgica disponemos de una Unidad de Hepatología para el estudio (FibroScan CAP®) y tratamiento de las enfermedades hepáticas.

¿Qué es el FibroScan CAP®?

La Elastografía de Transición (FibroScan®) es una técnica avanzada en la cual se puede cuantificar la elasticidad del hígado, lo que es un reflejo del grado de rigidez o fibrosis hepática.

Es un método no invasivo e indoloro que proporciona información útil para tomar decisiones con respecto al tratamiento, seguimiento o pronóstico a corto o largo plazo de una enfermedad hepática determinada.

Valora un volumen de tejido 100 veces superior al de la biopsia hepática. Al carecer de complicaciones, el FibroScan CAP® puede repetirse para realizar un seguimiento de las enfermedades hepáticas.

El CAP  es el parámetro de atenuación controlado. Se realiza al mismo tiempo que la Elastografía de transición y sirve para cuantificar el porcentaje de infiltración grasa del hígado (Esteatosis hepática).

Realizamos las dos pruebas, Fibroscan® y Friboscan Cap® y disponemos de las sondas M Y XL.

 

 

 

¿Hay alguna contraindicación para realizar un FibroScan®?

El FibroScan y FibroScan CAP® está contraindicado en mujeres embarazadas y en pacientes portadores de marcapasos y/o desfibrilador cardíaco, u otros dispositivos implantados activos, y en el caso de presentar ascitis (líquido en la cavidad abdominal) que podría impedir la obtención de mediciones válidas.

¿Cuándo está indicado la realización de un FibroScan CAP®?

El FibroScan CAP® está indicado para el estudio y la cuantificación del grado de fibrosis e infiltración grasa de las enfermedades hepáticas:

  • Hepatitis C Crónica (VHC)
  • Hepatitis B Crónica (VHB)
  • Hepatitis Autoinmune (HAI)
  • Enfermedades biliares:
    • Cirrosis Biliar Primaria (CBP)
    • Colangitis Esclerosante Primaria (CEP)
  • Esteatosis o Enfermedad Hepática Alcohólica (EHA)
  • Esteatosis Hepática No Alcohólica (EHNA)

¿Cómo se realiza el FibroScan® y cuál es su preparación?

Nuestro médico le solicitará que se tumbe sobre una camilla en posición horizontal con la mirada hacia arriba y que posicione su mano derecha debajo de su cabeza.

Sobre la parte inferior del costado derecho del tórax se colocará una sonda que puede ser estándar (M) o grande-sobrepeso (XL), según las características de cada paciente. Estas sondas llevan en su punta un ultrasonido que mide la velocidad de propagación de una onda elástica previamente producida por un pulso mecánico, el cual sentirá en la forma de una leve presión sobre la piel, que no produce dolor.

La preparación que debe realizar es venir  en ayunas y sin fumar desde 3 horas antes de la exploración.

 

 

 

 

¿Cómo solicitar cita?

Para poder citarle para esta prueba deberá tener la prescripción de su medico, y podrán llamarnos al       91 504 2552 o al 626 377 337, y les citaremos e informaremos de cualquier duda que puedan tener.

Jun 6

BYPASS GÁSTRICO -Técnicas mixtas, restrictivas y malabsortivas

http://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2015/02/bypass_gastrico1.pnghttp://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2015/02/bypass_gastrico1.pngBYPASS GÁSTRICO -Técnicas mixtas, restrictivas y malabsortivas

El Bypass Gastrico es una técnica quirúrgica para el tratamiento de la Obesidad Mórbida y es una técnica mixta tanto restrictiva como malabsortiva.

Los pacientes con Obesidad Mórbida , con un IMC > a 40 kg/m2.  o mas de 35 con enfermedades asociadas son candidatos a este tipo de intervención.

IMC (Indice de masa corporal)= Peso(kg)/ Talla (m²)

El Bypass Gástrico, el Dr. José María Monturiol la realiza mediante laparoscopia que aporta el beneficio para el paciente de menos dolor post-operatorio y recuperación más rápida.

Ha sido la técnica de elección en cirugía de la obesidad durante muchos años, ademas de la referencia con la que otros procedimientos de cirugía bariátrica han comparado sus resultados. Hoy en día, el By-Pass gastrico en Y de Roux laparoscópico y la gastrectomía vertical o manga gástrica son los dos procedimientos de cirugía bariátrica que mas se realizan en los países occidentales por sus buenos resultados.

La técnica quirúrgica de Bypass Gástrico consiste en: la sección y grapado del estómago (2 litros de capacidad) hasta formar una pequeña bolsa gástrica (20-30 ml de capacidad) donde llegan los alimentos. Esta bolsa gástrica es la parte restrictiva de la intervención.bypass_gastrico1

A la ésta pequeña bolsa gástrica, se conecta directamente, mediante una sutura mecánica, el intestino delgado. A esta unión se le denomina anastomosis gastroyeyunal en “Y”.

De este modo, con el Bypass Gástrico, los alimentos pasan directamente desde la pequeña bolsa gástrica a una porción más distal o lejana del intestino delgado.

Se evita su paso por el resto del estómago, duodeno y gran parte del yeyuno. Esta es la parte malabsortiva de la técnica que afecta sobre todo a las grasas que se absorben solamente en presencia de sales biliares en el duodeno.

bypass-gastrico

La estancia media del paciente en el hospital es de 2 a 4 días, gracias a la cirugía Laparoscópica.

El paciente tras la cirugía, y, si no hay complicaciones, es dado de alta del hospital con protección gástrica y anticoagulantes preventivos.

Durante la primera semana el paciente toma líquidos exclusivamente.

A las dos semanas de la intervención del Bypass Gástrico se hace un control en la consulta.

Durante las tres semanas siguientes tolera una dieta semilíquida. A partir de un mes el paciente puede de manera progresiva reanudar su alimentación de forma normal. La dosis proteica debe ser menos de 50 g al día. Se deben evitar bebidas y alimentos azucarados por el vaciamiento gástrico acelerado. Se pueden tener que prescribir a partir del mes suplementos vitamínicos y oligoelementos (calcio, hierro, vitamina B12)

Es necesario que todos los pacientes que van a ser intervenidos de Bypass Gástrico o Derivación Gástrica tengan una consulta con Psicología y Endocrinología.

El motivo  es el apoyo al paciente, para que en todo el proceso de recuperación, se sienta, acompañado con las indicaciones de la dieta, y, sobre todo para prevenir cualquier tipo de alteración.

Comparado con la gastrectomía vertical o manga gástrica, el Bypass Gástrico tiene ventaja en pacientes que presenten enfermedad por reflujo gastroesofágico y los que padezcan una diabetes de difícil control.

En Digestivo Médico Quirúrgica (DMQ) contamos con el Dr. José María Monturiol que es uno de los especialista de nuestro equipo de cirujanos con gran experiencia en Bypass Gástrico mediante Laparoscopia. Este tipo de técnica aporta el valor añadido para el paciente de una cirugía mínimamente invasiva. Nuestro de cirujanos también son expertos en todas aquellas cirugías relacionadas con la especialidad de Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Abr 15

Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático: PNPLA3

http://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2015/04/Test-genético-de-riesgo-de-progresión-del-daño-Hepático-ADN-300x132.jpghttp://digestivodmq.es/wp-content/uploads/2015/04/Test-genético-de-riesgo-de-progresión-del-daño-Hepático-ADN-300x132.jpgTest genético de riesgo de progresión del daño Hepático: PNPLA3

 

¿QUE ES UN TEST GENETICO?

Facilitar un diagnóstico precoz, conocer si existe predisposición a padecer una enfermedad, o ayudar a decantarse por el mejor tratamiento para una patologí­a son las posibilidades que ofrece el test genético.

El test genético consiste en analizar el ADN de una persona en la busca de ciertos genes  para poder realizar un diagnóstico o conocer si existe cierta predisposición a padecer alteraciones de la salud.

Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático ADN

La prueba no tiene prácticamente ningún riesgo, pero debido a que puede dar información de compleja interpretación se recomienda que siempre sea prescrita por un médico que después explique su resultado

No hay que confundir los test genéticos con la prueba del cariotipo. El cariotipo consiste en el análisis del conjunto de todos los cromosomas, no de cada gen individual.

CUANDO REALIZAR UN TEST GENETICO

Se recomienda realizar un test genético solo a aquellas personas que puedan sacar un beneficio de sus resultados, para prevenir una enfermedad en la que sepan tener algún factor de riesgo o indicarles un tratamiento especí­fico para una enfermedad que ya conozcan tener

Test genético de riesgo de progresión del Daño Hepático. PNPLA3

Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático higado

 

Prevea la evolución de las  enfermedades hepáticas.

Las enfermedades del hígado se producen por una gran variedad de causas siendo las más importantes las infecciones por los virus B o C de la hepatitis y la esteatosis.

La esteatohepatitis es una enfermedad del hígado que se produce por la inflamación y daño de este órgano, como consecuencia de una acumulación excesiva de grasa en forma de triglicéridos, en lo que se conoce como enfermedad del hígado graso (HGNA o NAFLD). Considerada como una de las epidemias clínicas del siglo XXI debido al consumo generalizado de una dieta excesivamente calórica, el hígado graso se produce por “la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas. Su origen es desconocido aunque suele ir asociado a la obesidad, la diabetes y la hiperlipidemia, y cuando esta infiltración grasa se complica, el hígado se inflama y aparece la esteatohepatitis, una enfermedad que debe ser tratada precozmente porque puede desembocar en cirrosis o cáncer .

Esta inflamación hepática, caracterizada por la acumulación de grasa, es producida principalmente por dos causas diferenciadas: por el consumo de alcohol en exceso (esteatohepatitis alcohólica) y por tener un perfil de obesidad o diabetes (esteatohepatitis no alcohólica). Aun así, en los últimos estudios realizados, se ha detectado que entre un 30% – 40% de los pacientes que presentan una esteatohepatitis no alcohólica es debido a causas genéticas.

La gravedad y evolución del daño hepático en estas enfermedades no sólo depende del agente causal de las mismas y de factores ambientales (ingesta de alcohol, alimentación, etc.), sino también en gran medida de la genética de cada individuo.

Se ha comprobado que la presencia de una mutación en el gen PNPLA3 puede conllevar a que la persona sea más propensa a acumular grasa en el hígado y, por tanto, a desarrollar esta enfermedad sin necesidad de tener unos perfiles clínicos desfavorables. El proyecto del Genoma Humano ha demostrado que hay un 0,1 % de variabilidad genética ente las personas. Esta variabilidad se debe principalmente a polimorfismos de un único nucleótido (SNP del inglés Single Nucleotide Polymorphism) que consisten en el cambio de un nucleótido por otro en la secuencia del genoma habiéndose comprobado que muchos de estos polimorfismos genéticos pueden tener implicaciones patogénicas. De esta manera, se ha comprobado que un polimorfismo en el gen PNPLA3 está estrechamente relacionado con la severidad de la lesión hepática. El estudio de este polifmorfismo ayuda a determinar el riesgo de progresión del daño hepático de cada paciente dependiendo de la enfermedad que padezca.

Hígado Graso (Esteatosis hepática)

El hígado graso no alcohólico es una enfermedad asociada al sobrepeso cuya prevalencia está aumentando en todo el mundo, siendo considerada actualmente como la principal causa de enfermedad hepática crónica .En los países occidentales se estima que entre el 20% y el 30% de la población general presenta un acumulo excesivo de grasa en hígado. Este acúmulo de grasa en hígado (esteatosis) puede progresar en cerca del 30% de los casos a formas más severas de daño hepático con inflamación y fibrosis (esteatohepatitis) e incluso a cirrosis y carcinoma hepatocelular . Aunque la obesidad o la diabetes tipo 2 son factores de riesgo para el desarrollo y la progresión de esta enfermedad, en diversos estudios se comprobó que también estaban implicados factores genéticos .

Test genetico de riesgo de progresion del daño Hepatico comparativa

Se ha demostrado que el polimorfismo en el gen PNPLA3 está directamente relacionado con la susceptibilidad de padecer hígado graso no alcohólico y posteriormente se ha verificado también que el polimorfismo en el gen PNPLA3, que se analiza en este test genético, es un factor de riesgo independiente de progresión a las formas agresivas de la enfermedad, incluidas la cirrosis hepática y el carcinoma hepatocelular.

Hepatitis B

La infección crónica por virus B de la hepatitis se asocia a un amplio espectro de daño hepático que varía desde un daño mínimo a hepatitis crónica activa que puede progresar a cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular . La severidad del daño hepático se asocia no sólo a factores propios del virus, sino también a características específicas (genéticas) de cada individuo, como es la propensión al acúmulo de grasa en hígado o esteatosis hepática .

Como se ha comentado, existe un polimorfismo en el gen PNPLA3 que determina el riesgo de desarrollar esteatosis (8,10). El estudio de este polimorfismo en pacientes con hepatitis crónica B ha demostrado que se asocia a una mayor inflamación hepática, al riesgo de desarrollar una esteatosis severa y a la aparición de depósitos de hierro en el hígado.

Hepatitis C

La infección crónica por virus C de la hepatitis se asocia a un amplio espectro de daño hepático que varía desde un daño mínimo a hepatitis crónica activa que en el 20% de los casos progresa a cirrosis hepática y carcinoma hepatocelular .Entre los factores que se asocian a la progresión del daño hepático se encuentran la edad en el momento de la infección, genotipo del virus, ingesta de alcohol, diabetes tipo 2, etc.. Sin embargo, incluso teniendo en cuenta todos estos factores, la progresión del daño hepático no es igual para todos los pacientes, lo que indica la existencia de características propias de cada individuo (factores genéticos) que están directamente implicados en esta progresión.

En los últimos años se ha demostrado que el mismo polimorfismo del gen PNPLA3 implicado en las otras enfermedades, se asocia a un mayor riesgo de progresión de la lesión hepática en pacientes con hepatitis crónica C.

¿Qué aporta este Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático?

  1. Determina qué personas con factores de riesgo debido a su perfil (sobrepeso, diabetes tipo 2) tienen una mayor probabilidad de desarrollar esteatosis hepática.
  2. Permite identificar qué pacientes con esteatosis hepática presentan un mayor riesgo de progresar a las formas más agresivas de la enfermedad, incluidas la cirrosis y el carcinoma hepatocelular.
  3. Permite identificar qué pacientes con hepatitis crónica B o C presentan un mayor riesgo de desarrollar un daño hepático más severo.
  4. Ayuda al facultativo a determinar la frecuencia de las revisiones, ecografías, elastografías, analíticas, etc. en función de los resultados del Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático, y así establecer un tratamiento más adecuado si procede.
  5. La toma de muestra (una gota de sangre de la yema del dedo o una muestra de saliva), se realiza en 2 minutos. No se necesita que el paciente esté en ayunas por lo que se puede realizar en el momento y en la propia consulta y es prácticamente indolora.
  6. Los resultados se entregan en un plazo máximo de dos semanas desde la recepción de la muestra.
  7. Dado que es un test genético y la estructura genética no varía, solamente hay que realizar esta prueba una vez en la vida pudiéndose hacer a cualquier edad y en cualquier momento.

Test genetico de riesgo de progresion del daño Hepatico comparativa

¿Para quién está indicado el Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático?

  1. Personas que por tener un perfil de obesidad o diabetes tipo 2, etc. pueden estar en riesgo de desarrollar esteatosis hepática.
  2. Pacientes ya diagnosticados de esteatosis hepática.
  3. Pacientes que padecen hepatitis crónica B o C.
  4. Para los familiares de todas aquellas personas que se han realizado el Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático y presentan los polimorfismos de riesgo.

¿Cómo y dónde puede solicitar el Test genético de riesgo de progresión del daño Hepático?

DIGESTIVO MEDICO QUIRURGICA – DMQ

Hospital Beata Mª Ana.

C/ Doctor Esquerdo 83. Consultas II.

28007, Madrid

Tlf. 915042552 – 615500899

Horario: L-V de 9:00-14’00 a 16’00 -19:00

No se necesita cita previa ni que el paciente esté en ayunas.

www.digestivodmq.es

Facebook: Digestivo Medico Quirurgica SL

Linkedin: digestivodmq