Llámanos: 915042552 / 626377337

Encuéntranos: Doctor Esquerdo 83, Consultas II (Hospital Beata Mª Ana) 28007 Madrid

Preguntas frecuentes

Preguntas Generales

Q:¿Puedo ir a trabajar al día siguiente?

Si, excepto en los casos en los que se practique cirugía. Solo se recomienda 12 horas de reposo tras la prueba.

Q:¿Puedo hacerme la colono con el ciclo menstrual?

Si, aunque si usted lo prefiere puede programarla en otro momento.

Q:¿Puedo beber leche en el día de líquidos para la colono?

NO. Los líquidos que deberá beber son bebidas isotónicas como Acuarius, Zumos sin grumos o zumos de brick ( menos el de naranja) Manzana, melocotón, uva….; Agua, té, caldo de pollo, carne, verduras, pero solo de brick.

Q:¿Puedo conducir después de la prueba?

NO. Después de la prueba debe de estar al menos 12 horas sin conducir ni utilizar maquinaria de riesgo.

Q:¿La eco endoanal es con sedación/duele?

No se realiza sedación, pero es una prueba NO dolorosa.

Q:¿Puedo dar el pecho después de la sedación?

NO. Debe de hacer una extracción de la leche anterior a la sedación. Es recomendable esperar 24 horas para volver a darle el pecho al bebé.

Q:¿Puedo ir con las uñas pintadas?

NO. Es recomendable el traer las uñas en color natural.

Q:¿Qué medicación debo de suspender?

La que su médico de cabecera le indique ya que depende de la prueba que se tenga que realizar.

Q:¿Tengo que llevar muda de ropa?

No es necesario. Para las pruebas endoscópicas y durante su estancia le facilitamos ropa hospitalaria.

Ecografia Digestiva y con Doppler

Q:¿Qué es la ecografía abdominal?

La ecografía abdominal, también llamada ultrasonografía, es un método que obtiene imágenes del cuerpo humano enviando ondas sonoras de alta frecuencia, indetectables por el oído humano, hacia el abdomen. Estas ondas rebotan en los distintos tejidos del abdomen y son parcialmente reflejadas en forma de eco y recogidas y procesadas en un ordenador para formar una imagen ecográfica.
La imagen ecográfica se muestra en tiempo real, es decir refleja los movimientos que se están produciendo en la zona que está siendo estudiada, por lo tanto permite estudiar la circulación de la sangre por los vasos arteriales y venosos.
La Ecografía-Doppler estudia los vasos sanguíneos y muestra obstrucciones vasculares por coágulos, estrecheces o bucles en los vasos, que puedan causar falta de riego sanguíneo a los tejidos; también permite calcular el grado de estenosis (estrechez) y el volumen y la velocidad del flujo sanguíneo en un punto determinado. Por lo tanto es útil para valorar si el paciente precisa tratamiento de sus lesiones vasculares y cual es el más adecuado.

Q:¿Cómo es el aparato de ecografía?

El ecógrafo consiste en una consola, que contiene los mandos y el ordenador, un monitor parecido a una televisión en el que aparece la imagen ecográfica, y un transductor, que es un dispositivo con forma de pastilla que está unido a la consola por un grueso cable y que tiene dos funciones: emite las ondas sonoras y recoge los ecos que se producen al chocar éstas con los tejidos.

Q:¿Cuáles son las indicaciones de esta técnica?

La ecografía se emplea para estudiar los riñones, el hígado, el páncreas, el bazo y los vasos sanguíneos del abdomen. La ecografía es muy útil para diagnosticar las causas de dolor abdominal como la litiasis biliar o renal (piedras en la vesícula biliar o en el riñón) o la apendicitis. Muestra el aumento de tamaño de los órganos abdominales y la presencia de masas tumorales y su naturaleza, sobre todo diferencia entre masas sólidas y quísticas. También sirve para estudiar la ictericia ya que permite diagnosticar la dilatación de los conductos biliares.
Se usa para guiar procedimientos intervencionistas como son las punciones con aguja de las lesiones abdominales (sirven para obtener un diagnóstico histológico o realizar un análisis microbiológico) y la colocación de catéteres para drenar abscesos u otras colecciones líquidas.
La Ecografía-Doppler se usa para estudiar los vasos abdominales, tanto arteriales como venosos y diagnosticar trombos, placas arterioescleróticas, estenosis, anomalías congénitas, etc.

Q:¿Cómo debo prepararme para una ecografía y cómo es esta exploración?

Debe vestirse con ropa cómoda y ancha. Las instrucciones a seguir dependerán del tipo de ecografía que le vayan a realizar. Probablemente le pedirán que no coma ni beba desde unas horas antes de la exploración. También pueden indicarle que no orine para realizar la exploración con la vejiga llena.
La exploración es indolora, rápida y cómoda para el paciente. Se le tumbará en una camilla y el radiólogo, o técnico que realice la exploración, le extenderá un gel acuoso sobre la piel de la zona a estudiar. Este gel facilita la transmisión de las ondas sonoras. A continuación realizará un barrido del abdomen, presionando y deslizando el transductor sobre la piel y, al mismo tiempo, las imágenes ecográficas irán apareciendo en la pantalla del monitor.
La exploración dura unos 15 minutos.

Q:¿Cuales son los beneficios, riesgos y limitaciones de esa exploración?

Beneficios:

  • La ecografía es una técnica no invasiva (normalmente no se utilizan agujas ni inyecciones), indolora y rápida.
  • No utiliza radiaciones ionizantes. Por ello está indicada en la mujer embarazada y en el estudio del feto.
  • Es asequible y tiene bajo coste económico. Es fácil de realizar.
  • Sirve para guiar procedimientos invasivos como las punciones o drenajes.

Riesgos:

  • No se conocen riesgos derivados de sus aplicaciones en medicina.

Limitaciones:

  • No permite estudiar el estómago ni el intestino ya que el aire no transmite el sonido. Los pacientes con mucho gas abdominal son malos candidatos para el estudio ecográfico de estructuras abdominales profundas, como la aorta o el páncreas, ya que el gas enmascara estos órganos.
  • La obesidad limita la calidad de la ecografía.

No permite estudiar el interior de los huesos ya que las ondas sonoras no los pueden penetrar.

ENDOSCOPIA DIGESTIVA: Gastroscopia y Colonoscopia

Q:¿En qué consisten?

La endoscopia digestiva es la principal exploración de la especialidad de Aparato Digestivo. Consiste en la evaluación del interior del tubo digestivo mediante la visión directa del mismo a través de un monitor de televisión, que recoge la imagen proporcionada por una cámara que va en la punta de unos tubos (endoscopios) flexibles que se introducen por la boca en el caso de la gastroscopia o el ano si se realiza la colonoscopia. Estos tubos tienen varios canales a través de los cuales se puede insuflar o aspirar aire e introducir pinzas que permiten la toma de muestras de biopsia, cuando es necesario estudiar un determinado tejido, así como extirpar pólipos u otras lesiones excrecentes (siendo estos dos procesos completamente indoloros).
El gastroscopio tiene una longitud de aproximadamente un metro y el colonoscopio de 1,5-1,8 metros. Existen colonoscopios más cortos, de unos 60 cm, que se denominan sigmoidoscopios, apenas utilizados en la actualidad.

Q:¿Para qué se indica?

La endoscopia está indicada como prueba complementaria en el proceso diagnóstico de problemas del tubo digestivo: tumores, malformaciones, pólipos, hemorragias, reflujo gastroesofágico, sospecha de úlcera gástrica o duodenal, problemas de malabsorción o mala digestión de los alimentos, enfermedad celiaca, estudio de diarrea crónica, etc.
Además, la realización de una endoscopia permite realizar “intervenciones quirúrgicas” en el interior del tubo digestivo, hacer biopsia de los tejidos, realizar suturas, extraer cuerpos extraños, etc., evitando la necesidad de ingreso hospitalario y reduciendo las complicaciones.

Q:¿Necesito alguna preparación especial?

Para realizar una gastroscopia, también llamada panendoscopia oral, que permite visualizar el esófago, estómago y principio del duodeno, sólo se precisa acudir en ayunas de 8 horas, con lo que se asegura que -en condiciones normales- esa parte del tubo digestivo estará limpia de alimento y podrá verse con toda claridad. Antes de realizar la gastroscopia se pueden reducir los reflejos del vómito mediante la administración de un anestésico local, generalmente en forma de spray de lidocaína, en la garganta.
Para realizar una colonoscopia es preciso, además de acudir en ayunas, una limpieza lo más perfecta posible del área a explorar (el colon o intestino grueso) y eso se consigue mediante una dieta baja en residuos durante los días previos a la exploración, así como la toma de una solución evacuante intestinal y a veces es necesario la aplicación de un enema de limpieza si las deposiciones no son lo “suficientemente limpias”.

Q:¿Cuánto se tarda en hacerlas?

La gastroscopia es una exploración muy rápida, teniendo una duración media de unos 5-15 minutos; sin embargo, cuando se deben tomar biopsias o efectuar algún tipo de otra intervención (por ejemplo, quitar un pólipo) puede ser más duradera (10-30 minutos).
La colonoscopia total es la exploración de todo el colon, desde el ano hasta el ciego o zona apendicular y a veces es necesario explorar el último trayecto del intestino delgado llamado íleon terminal, y en ello puede invertirse un tiempo muy variable, entre 15-60 minutos, dependiendo de las características del colon (longitud, acodaduras, terapéutica realizada…) y experiencia del médico explorador.

Q:¿Molestan?

La gastroscopia es una exploración que, generalmente, es bien aceptada una vez que se ha realizado, aunque no es tan bien recibida debido a la mala prensa que tiene. La anestesia local de la garganta suele ser suficiente para hacerla bastante llevadera, ya que es una exploración no dolorosa y sólo tiene el inconveniente del paso del endoscopio por una zona con muchos reflejos, como es la garganta. Como el trayecto a seguir es el mismo que el de la comida, la vía respiratoria queda libre, y por tanto, se puede respirar libremente ya sea por la nariz, boca o ambas.
La colonoscopia total es, diferencia de la gastroscopia, una exploración molesta y dolorosa, debido a la insuflación de aire y las tracciones que produce el endoscopio.
En los últimos años, muchos Servicios de Aparato Digestivo han adoptado la sedación (anestesia general suave) como una buena fórmula para evita este inconveniente.
En nuestra Unidad Digestiva, la práctica de la sedación para procedimientos endoscópicos es la norma y lo habitual, salvo excepciones indicadas por el médico prescriptor de la prueba o a petición del propio paciente.

Q:¿Tienen riesgo?

Tanto la gastroscopia como la colonoscopia son exploraciones muy seguras en manos expertas, describiéndose algunas complicaciones -generalmente perforaciones- en casos muy excepcionales o en manos inexpertas. Tras finalizar las exploraciones no es preciso seguir ningún tipo de recomendación salvo el estipulado a consecuencia de la sedación y en caso de realizarse alguna intervención terapéutica, teniendo en cuenta el paciente y su morbilidad asociada.
Una vez finalizada la exploración endoscópica, los aparatos siguen un intenso proceso de limpieza y esterilización, con el fin de evitar la transmisión de enfermedades.